Señora Ethel Vázquez, ¿dónde quedó el diálogo?

Por fin hubo un político de la Xunta que se dignó a decir algo de la senda de O Val, aunque lamentamos que use la prensa para ello y no se digne a comunicarse con los vecinos, que llevan más de dos meses esperando una respuesta a sus peticiones.

El diálogo nunca existió.

Según la prensa la conselleira dijo que «en todo momento, se intentó dialogar con los vecinos, hasta la pasada semana, y adaptar dentro de lo posible el proyecto a sus demandas», cuando la realidad es bien distinta, nunca hubo diálogo, ni a nivel individual ni colectivo, los únicos contactos fueron con unos técnicos que se limitaban a aclarar dudas y hablar de los aspectos positivos, pero que decían que ellos no podían decidir cambios sobre el proyecto. La “adaptación dentro de lo posible” se limitaba a reconocer los muchos casos en que el proyecto no recogía las entradas a las propiedades y decir que se iban a hacer pero sin cambiar el proyecto, lo cual, además de ilegal, no daba garantías a los vecinos de que fuesen a cumplir su palabra.

Hablaba de «recibir un trato inaceptable los técnicos de la empresa y de la Agencia Gallega de Infraestructuras» lo cual, es una valoración subjetiva que no compartimos, porque siempre se respetó a los técnicos aunque se les discutiera y rechazara el proyecto. El problema es que algunos se disgustan si no se les rinde pleitesía y se les tratan como a iguales.

Mal asesoramiento.

Parece que la conselleira tiene la «sensación de que los vecinos están siendo mal asesorados», y en O Val tenemos la sensación de que la mal asesorada es ella por no mostrar el respeto y consideración que merecen los vecinos, con los que no se digna a hablar.

Como parece que también está mal asesorada técnicamente, le recomendamos que se lea los artículos 5 y 38 de la Orden VIV/561/2010 que dice “Los carriles reservados al tránsito de bicicletas tendrán su propio trazado en los espacios públicos urbanizados, debidamente señalizado y diferenciado del itinerario peatonal”, y también que se lea el Plan Director de Movilidad Alternativa de Galicia, especialmente el apartado “Relación con el peatón. Uso compartido de la acera en la ciudad” (páginas 3-20 a 3-22) de su Fase II (Criterios y recomendaciones de diseño y trazado de vías ciclistas) que cita, entre otros argumentos, jurisprudencia por contravenir la Ley de Seguridad Viaria, la cual, en varios artículos establece que «el ciclista tiene la condición de conductor de vehículo, y que las acera y las zonas peatonales son destinadas al tránsito de peatones, “en ambos casos sin excepción ninguna”».

SEÑORES DE LA XUNTA, cuando tengan a bien, acérquense a hablar con los vecinos de O Val, les esperamos y recibiremos atentamente.

Deja un comentario