¿Negocio, inversión sostenible o 78.000 euros mal invertidos?

Es cierto que en esto de las obras públicas nunca dejan de sorprendernos y, por supuesto, Narón no se queda atrás.

Entre las sorpresas del verano nos encontramos que, en el último modificado de crédito figura entre las obras el arreglo de un aparcamiento provisional en A Solana sobre unos solares que no son del ayuntamiento y que están cedidos temporalmente a cambio del pago del IBI.

Para ser una obra provisional sorprende que se vaya a arreglar con un presupuesto de casi 78.000 euros, que responde a unos rellenos de 62 cm. de espesor (40 de relleno granular, 10 de zahorra y 12 de Madadam) acabados luego con una capa de triple riego asfáltico. Aclarar que el terreno no es pantanoso ni sospechosamente inestable. Para darse una idea del nivel de acabado, decir que es parecido a lo que se está a echar en la ampliación de la carretera de O Trece para soportar tráfico pesado.

Sí tenemos en cuenta que hay plazas de garaje a la venta en bajos de Narón por 6.000 euros y al ayuntamiento le sale cada una de las 73 plazas provisionales que se proyecta habilitar a 1.066 euros la plaza, se puede asegurar que aunque fueran definitivas, siendo al aire libre sin cubrición ni seguridad, le salen muy caras al contribuyente naronés.

Se puede establecer una comparativa con el aparcamiento provisional de Xuvia, para cuyas 59 plazas se hizo una obra presupuestada en 42.002 euros (con 30 cm. de espesor, siendo 18 de zahorra, 12 de Madadam y acabado con capa de triple riego asfáltico) suponiendo un coste de 712 €/plaza.

Sorprende luego que el único plazo de uso garantizado es durante todo el año 2018, luego los acuerdos pueden ser prorrogados de año en año, pero también puede ser rescindido con un aviso anticipado de 15 días. Además, luego de 1 de enero de 2019, los dueños (son varios) puede ponerles unos carteles de venta o alquiler y, sí se produce cualquiera de los casos, el Ayuntamiento tendría que dejar el solar al nuevo propietario en un plazo de 15 días.

Una nueva sorpresa es que está prevista una duración de la obra de 4 meses, a lo que habría que sumar un mínimo de 2 meses para licitarla, es decir, que la obra no estará finalizada antes de marzo de 2019, pudiendo los propietarios rescindir el contrato incluso antes de acabarla.

Para acabar de rematarla, no se les ocurrió otra cosa que meter la obra en un crédito extraordinario para lo cual tuvieron el descaro de calificar la obra como “sostenible” (lo cual, según la definición de la ley de haciendas públicas, implica, entre otras cosas, que se certifique que es una inversión con más de 5 años de vida útil). Se sabrá pero, dado el acuerdo, garantías de duración no hay ninguna.

Sólo falta que una vez finalizada la obra los propietarios les vendan a algún pariente el solar y el Ayuntamiento se vea en el “deber” de alquilarles el aparcamiento (a un precio menos razonable) para no tirar con toda la inversión hecha.

De cualquiera manera, va a ser otro mal negocio para el contribuyente naronés, y todavía no sabemos quiénes van a ser los agraciados de esta operación.

2 thoughts on “¿Negocio, inversión sostenible o 78.000 euros mal invertidos?

  1. Todo moi ben presentado e supostamente documentado. Pero, sen querer ser puntilloso nen ” tiquismiquis” e sen querer mermar un chisco o papel escrutador e crítico ó par que necesario da oposición, asáltame unha dúbida de cidadán galego. Para cando a loable esperanza de os nosos representantes falen a nosa língua? Por aquilo de diferenciar dun de Valladolid…

    1. Hola Xosé, na nosa páxina podes ver os artigos en galego ou castelán segundo o idioma que escollas, como podes comprobar.
      Gracias polo teu interese.

      Saúdos
      Alfonso Casal

Deja un comentario