Multiplicación de obras de precampaña en Narón, construidas para “arreglar”

Cuando se cambió la normativa para evitar la multiplicación de inauguraciones en campaña electoral ya se intuía que la picaresca española encontraría otra forma para que los políticos se “luzcan” en campaña y precampaña.

Entre formulas ya empleadas y seguida por el Tripartito de Narón es dejar el grueso de las obras e inversiones para el año preelectoral. El dinero que no se fue invirtiendo en años anteriores se fue acumulando y ahora en precampaña se desbordan de inversiones y obras.

Lo de “desbordan” también viene a cuento porque se desborda la capacidad de gestión del Concello con los servicios técnicos, los de intervención y sobre todo el de contratación desbordados y sin capacidad para dar salida al trabajo acumulado. Aunque esto ya no es algo nuevo, pues ya vimos que muchas de las obras aprobadas el pasado año, y que deberían hacerse licitado en 2017, se han pasado a este año, y bastantes aún están en proceso de licitación en diciembre de 2018.

Otro clásico de las obras municipales es la falta de planificación, de criterio o de coherencia. Así nos encontramos con casos curiosos de los que vamos a citar algunos como ejemplo:

  • Falta de accesibilidad. Llevamos desde el 2015 peleando por la accesibilidad en Narón, y ya sabemos que es difícil y costoso subsanar o mejorar la realidad ya presente, pero lo que no tiene disculpa es que las nuevas obras se hagan con deficiencias de accesibilidad. Hemos conseguido que se rehiciesen algunos proyectos para subsanar las deficiencias antes de comenzar las obras, y en otros casos conseguimos mejoras a posteriori, aunque en otros no se nos ha hecho caso, y siguen proponiendo nuevas obras en las que no se tienen en cuenta todos los requerimientos legales, aunque sí afirmen lo contrario; así que la situación es que se están empezando a hacer accesibles algunos espacios mientras que por, otro lado, se hacen nuevas obras sin accesibilidad.
  • Parques infantiles. Se apruebó algún nuevo parque con suelo de corteza de pino, cuando ya se estaban adaptando los existentes con losetas de caucho, y se construye ahora estando aprobada la renovación de los suelos para sustituir las losetas por un suelo continuo de caucho en 10 parques, ya que las losetas no dieron el resultado esperado porque se despegan levantándose por las orillas y provocando caídas. Sin embargo, con gran bombo también están anunciando la renovación del parque infantil de A Gándara, con una inversión de cerca de 154.000 euros y la renovación general de sus instalaciones, mientras se reutilizan las losetas en lugar de aprovechar la obra para sustituirlas también por un suelo continuo, a pesar de que según la alcaldesa “Esta plaza es uno de los espacios más concurridos de nuestra ciudad por los niños y niñas y precisa de un cambio, con nuevos elementos de juego y mejoras de seguridad”.
  • Iluminación deficiente. La iluminación es algo esencial en zonas públicas tanto por seguridad, ante posibles actos vandálicos, como frente a accidentes, como para un uso y disfrute seguro. Sin embargo es uno de los aspectos más olvidados por el Tripartito. Nos encontramos con:
    • Iluminación mal distribuida, como en el parque de Freixeiro o en la reformada plaza del colegio de Xuvia, con zonas muy oscuras (1 lux, frente a los 20 requeridos) y muy cerca otras muy claras (280 lux), e incluso faroles instalados entre las ramas de los árboles que no cumplen su función.
    • Iluminación deficiente en nuevas instalaciones, aunque tienen alguna porque reciben la del entorno, como en la pista multideporte de O Alto (Santa Tecla), algunos parques infantiles, o las escaleras de acceso al parque de Piñeiros, etc.
    • Ausencia de iluminación, como el caso del nuevo parque anexo al local social de Sedes en cuyo proyecto no se contemplaba iluminación ninguna.
    • La sobreiluminación, increíblemente también se da, llegando incluso a multiplicarla en más de 2 veces. Por ejemplo, el pabellón del colegio de A Solaina en la que se renuevan las lámparas para, supuestamente, mejorar la eficiencia energética de la instalación y ponen una iluminación de 480 lux cuando son requeridos 200 para este tipo de instalaciones. Está claro que sustituir focos de otro tipo por los LED ahorran energía pero aún más se ahorraría si se ponen los necesarios y no el doble, no sólo en energía sino también en el material de la instalación.
  • Calderas de gasóleo (¡¡ Viva la eficiencia energética !!). Cuando las administraciones española y europea están apostando por retirar los combustibles fósiles de las fuentes energéticas y tenemos alternativas no sólo más ecológicas sino más viables económicamente, acaban de aprobar la instalación de calderas de gasóleo en para calentar el agua de las duchas de instalaciones deportivas como en A Solaina y O Cadaval. Cierto que unos calentadores solares non serían prácticos para este tipo de instalación (aunque sí podrían complementarla) pero teniendo canalización de gas natural próxima sería la opción a escoger por múltiples ventajas:
    • No requiere de un local específico para su instalación, como sí requiere el depósito y la caldera de gasóleo y que obligan a hacer obra civil.
    • La caldera es mucho más barata y con menores necesidades de mantenimiento y limpieza.
    • El combustible es menos contaminante y no echa humos molestos para el vecindario.
    • Ofrece agua caliente con mucha más rapidez que la caldera de gasóleo, etc.

Además, hay otros aspectos que no se tienen en cuenta como la eficiencia energética de la instalación (caldera, depósitos, tuberías, etc.) que varía según el tamaño, la capacidad, el aislamiento, etc. de todos los elementos de la instalación.

Pero los naroneses ya pueden dormir tranquilos porque (para compensar) el Concello se ha adherido a la “Declaración de compromiso de los gobiernos locales con la agenda 2030 para el desarrollo sostenible”.

Estos son algunos ejemplos sin querer entrar en muchos detalles, pero el tema daría para escribir un pequeño (o un gran) libro.

Deja un comentario