Los 10,7 millones de deuda de Narón de los que no se habla.

El Tripartito está a presumir de tener la deuda bancaria a cero, pero no dice cómo se consiguió reducir y tampoco habla del resto de la deuda, como si no existiera.

Una de las principales razones para no tener deuda bancaria está en la obligación impuesta desde el Gobierno español, a su vez forzado por la unión Europea, para contener el gasto público y pagar las deudas, medidas estas frecuentemente criticadas por el Tripartito.

Tripartito que no llega a ejecutar todo el presupuesto anual y, en consecuencia, tiene importantes remanentes (es decir, dinero sin gastar, por ejemplo 6,6 millones en 2016 y 10,7 millones en 2017), y la ley le obligaba a destinar parte de dichos remanentes a amortizar la deuda. Por tanto, el pago de la deuda bancaria es consecuencia de una mala gestión del presupuesto, unida a la obligación legal de amortizar la deuda.

Sin embargo, el Concello sigue teniendo deudas con otras entidades, como la Diputación y ACUAES.

La deuda de más de 2 millones de euros con la Diputación esta para pagar en 10 años, pero con carencias de 2 a 6 años, lo que le permite no empezar a devolver el dinero hasta mediados de la próxima legislatura, con las ventajas que eso supone de cara a las elecciones, como dedicar a inversiones el dinero que tendría que ir a amortizar los préstamos.

Por otra parte, el Concello se comprometió a financiar los colectores generales de saneamiento, sin embargo, ahora renuncia de esa responsabilidad y pasa la deuda a los vecinos a través del recibo de Cosma, financiándola a través de Acuaes en combinación con el pago por la operación y el mantenimiento de la red. Por cierto, Cosma también tiene una deuda de cerca de 1,5 millones de euros por inversiones en infraestructuras, y va a afrontar nuevas redes de saneamiento con cargo a los ingresos de las tasas, aunque en ambos casos el coste de la infraestructura supone un cargo sobre las tasas que no permite la Ley de Haciendas locales.

La deuda por los colectores generales es de 6,4 millones de euros que, con los intereses que cobra Acuaes en los 46 años que durará la amortización, asciende a 8,7 millones de euros, y con los 2 millones de deuda a la Diputación hacen un total de 10,7 millones de euros de deuda del Concello.

Deja un comentario