La ampliación de la plaza del colegio de Jubia no responde a una necesidad, sino a una ocurrencia del Gobierno.

El informe de Patrimonio sobre la remodelación de la plaza de Jubia dice claramente que:

“Según el artículo 37 de la Ley 8/1995,  con el Patrimonio cultural de Galicia, cualquier intervención que se pretenda realizar en un bien de interés cultural debe ser autorizada por la Consellería de Cultura, previamente a la concesión de la licencia municupal.”

El alcalde uso el Pleno para aprobar un nuevo proyecto técnico sin pasar por la Comisión de obras, y sin solicitar la autorización a Patrimonio, al mismo tiempo que remite a la Deputación para su inclusión en el PAS 2015. Este hecho, en la práctica, es una concesión de la licencia sin autorización de Patrimonio, por lo que el concelleiro de Eliximos solicitói al alcalde que pidiese al Secretario que informase al Pleno si se estaba cometiendo una ilegalidad, algo de lo que hizo caso omiso, lo que nos hace entender que estaba en lo cierto.

La ampliación de la plaza no responde a una necesidad de suelo público, dada la proximidad del paseo marítimo y de la plaza del Concello, sino a una ocurrencia para salir del paso ante la negativa de Patrimonio al autorizar el primer proyecto.

El transporte público en Jubia fue sufriendo continuos recortes desde hace años, tanto en los autobuses como en la línea del tren, por lo que el uso del vehículo particular es algo casi obligatorio, y este requiere de plazas de aparcamiento.

La oferta de medios alternativos como el anunciado carril-bici de la Carretera de Castilla, recogido en alguno de los planes de la Xunta y anunciado por el Concello, pueden ayudar a reducir el problema por un lado, y por otro aumentarlo al eliminar muchas plazas de aparcamiento de dicha entrada. Sin embargo, las actuaciones del Concello no son coherentes pues hacen el carril-bici por la carretera y ponen aparca-bicis en la escuela y no dejan un carril-bici para unir ambas cosas, y con el aumento de la plaza también eliminan esa posibilidad sin hacer obras posteriores.

O transporte público en Xuvia foi sufrindo continuos recortes dende fai anos, tanto nos buses coma na liña do tren, polo que o uso do vehículo particular é algo case obrigado, e este require de prazas de aparcamento.

La eliminación de todo el aparcamiento implica dificultades para personas con problemas de mobilidad y que cualquiera actuación que requiera de aparcamiento, como el movimiento de cargas pesadas que va a obligar a cortar una carretera que es muy transitada en ciertos momentos, como las horas de entrada y salida al colegio, pues el área de afluencia del Colegio de Jubia se extiende a zonas con bastande dispersión de población que hace uso del coche para llevar y recoger a los niños del colegio.

Estamos asistiendo de nuevo a una falta total de planificación y coordinación de las actuaciones del Concello, que solo se preocupa de hacer obras a cargo de la Deputación para colgarse máis medallas.

 

Deja un comentario