Evaluación en asamblea de la reunión de los afectados por la senda del Val con los técnicos de la Xunta.

En la asamblea de los afectados por la senda peatonal y ciclista de O Val del pasado sábado día 16 se hizo una reflexión colectiva sobre la reunión con los técnicos de la Xunta y el concejal de urbanismo celebrada el jueves 14 llegando a las siguientes conclusiones:

  1. Sobre el origen de la senda: Responsabilidad del Concello y discriminación a O Val.

Los vecinos preguntaron quien propuso la senda y el motivo de proyectarse comenzando en O Val y no en los límites del Concello (rotonda de acceso a la AG-64) o en Ferrol. El técnico de la Xunta contestó que fue acordada con el Gobierno municipal dentro de un plan de actuaciones en la comarca, pero el concejal de urbanismo no dio explicaciones sobre el porqué de la discriminación de O Val frente a San Mateo, ni de porque no se informa a los vecinos de estas propuestas, ni siquiera a posteriori en las mal llamadas reuniones de participación ciudadana.

  1. Sobre la orilla seleccionada: La senda en la orilla derecha no es funcional y crea riesgos innecesarios, pero es más económica.

Se cuestionó el por qué se proyectó sobre la orilla derecha en lugar de la izquierda, siendo esta la que concentra todos los puntos de interés importantes (playas, monumentos, edificios públicos y centros sociales, etc.), lo que la hace menos funcional y crea mayor riesgo debido a la cantidad de puntos de cruce que genera. La respuesta del técnico no fue clara, indicó que se evaluaran todos los pros y contras decidiéndose por esa orilla.

La conclusión alcanzada es que el factor económico tuvo más peso que la funcionalidad y la seguridad de las personas. Aclarar, por ejemplo, que en la otra orilla se concentra todas las farolas de alumbrado de la carretera y su traslado elevaba bastante el coste.

  1. Engaño a Europa y a la ciudadanía: Falsa movilidad alternativa.

Se habló de más de 100 kilómetros de sendas construidas por todo Galicia, parece que todas ellas sin segregación entre tráfico ciclista y peatonal, ejecutando sendas mixtas de 2 metros de ancho.

Se insistió en que aunque fuera mixta era para ciclistas de paseo y no profesionales, a pesar de que no hay garantías de cómo se va a usar.

La versión que contó en la asamblea el portavoz del PP en el Concello (no presente en la reunión) es que la Xunta pretendía hacer aceras pero que le daban el nombre de “senda mixta peatonal y ciclista” para poder cobrar los fondos europeos de movilidad alternativa, pues para aceras no los daban.

La conclusión obtenida es que la Xunta está a engañar a todos, a los vecinos para expropiarles sus tierras y propiedades (pues para hacer unas aceras no haría falta recurrir a las expropiaciones), y a la Unión Europea por unas “Sendas” que no permiten una adecuada movilidad alternativa del vecindario en bicicleta. Mientras, el Concello mira para otro lado.

  1. Otros intentos de engaño sobre el proyecto que provocaron la indignación de los vecinos, por ejemplo:
  • Afirmaron que no había dos proyectos diferenciados, cuando de la “separata para información pública” del año 2016 al Proyecto de construcción de 2017 (que no fue puesto a exposición pública y que se localizó entre la documentación de la licitación) hay importantes cambios en las secciones tipo y en la afectación sobre las propiedades aumentando de forma relevante las expropiaciones.
  • Afirmar que no es posible el desplazamiento del eje de la carretera, cuando el propio proyecto lo contempla para un caso y también los propios técnicos se lo proponían a los vecinos en uno de los tramos de la carretera de Baltar (AC-114) para salvar un roble centenario.

La conclusión es que Concello y Xunta están a gobernar para el pueblo pero sin el pueblo, y que la ciudadanía solo cuenta para pedirles el voto cuando llegan las elecciones.

Deja un comentario