ENE advierte a Patrimonio y Deputación sobre los problemas de accesibilidad en el proyecto ampliación de la plaza del colegio de Jubia.

Eliximos Narón registró ambas solicitudes a Patrimonio y Deputación para que tengan en cuenta las deficiencias del nuevo proyecto formulado para la plaza, como son:

El proyecto no recoge las soluciones a aplicar en los encuentros con las áreas del contorno para afrontar el desnivel de 10 cm. que implica al nuevo suelo y, por lo tanto, no cuantifica su precio.
Só se contempla un paso accesible a través da rúa paralela á praza ao comezo da rúa, cando parece razoable que se fagan outros dous, un ao medio da rúa e outro ao final do tramo como continuación da beirarrúa da esquerda cara ao colexio.
No se recoge la utilización de pavimentos táctiles de guía para invidentes ni diferenciación de colores en las distintas zonas de la plaza, por ejemplo, un itinerario peatonal entre la carretera de Castilla y la del colegio, al ser esta el área de mayor afluencia de personas.
No se contempla el efecto de sombra de los árboles sobre la iluminación de la plaza, el que provocará una insuficiente iluminación de la misma haciéndola inaccesible y peligrosa para muchas personas.
No se contempla la sobre-iluminación del paso de peatones elevado como se recoge en la Orden FOM-3053-2008.
No se recogen bancos con reposabrazos en por lo menos uno de cada cinco.
Además se incide en que:

La nueva configuración propuesta para la plaza correspondería con una zona 30 (de prioridad peatonal) y no con zona peotonal.
No se tiene en cuenta la circulación diferenciada entre el futuro carril-bici de la carretera de Castilla, el Colegio y el carril-bici del paseo marítimo.
La eliminación de todo el aparcamiento que contempla el nuevo proyecto implica dificultades para personas con mobilidad reducida y para otras actuaciones que requieran de aparcamiento próximo.
A la vista de que el Gobierno no quiere escucharnos, ni a nosotros ni a los vecinos, decidimos hacer llegar nuestras observaciones directamente a Patrimonio y a la Deputación.

Deja un comentario